aceites esenciales

No puedes comprar felicidad pero sí

¿Cómo  puede la aromaterapia ayudarte a gestionar tus emociones y estado anímico?

Necesitamos sentir y experimentar nuestras emociones para poder resolverlas. Cuando hemos vivido experiencias muy fuertes que nos han marcado y por algo no nos dejan avanzar en la vida, no hay nada mejor que ser atendido por un profesional de la salud mental; pero ¿qué otro tipo de ayuda existe que VERDADERAMENTE  nos ayude a gestionar lo pasa por nuestra mente y corazón?

Todos tenemos recuerdos y emociones asociadas con ciertos olores; incluso los animales las tienen,  es por eso que la aromaterapia puede ayudarnos a equilibrar lo que sentimos de una manera sencilla e inmediata.

 

Pero ¿Cómo funciona?

Varios sistemas del cuerpo están involucrados en el proceso emocional: el intestino, el sistema inmune y el cerebro, por nombrar algunos. El cuerpo libera diferentes sustancias químicas en respuesta a las emociones, haciéndonos sentir con más energía cuando estamos felices y tranquilos y posiblemente enfermos cuando estamos estresados. Los componentes de varios aceites esenciales pueden estimular a cada uno de estos sistemas físicos, pero más que nada a nuestro cerebro  en ambos hemisferios.

 

Los aromas y aceites esenciales (OJO naturales,  ¡no como el shampoo de rosa del supermercado!) se introducen en nuestro cuerpo a través de nuestros sentidos olfativos. La amígdala recibe el olor y al instante desencadena una respuesta emocional antes de que descubramos qué es el olor. Los neurotransmisores del cerebro envían mensajes a nuestro cuerpo, lo que desencadena la actividad celular.

 

La tensión emocional y tóxica con la que vivimos hoy en día, desencadena la liberación de hormonas del estrés. Cuando las emociones dolorosas se almacenan en el cuerpo demasiado tiempo, definitivamente se manifiestan de forma física.