¿Qué me hace bella?


Ser mujer en la sociedad actual es difícil. A decir verdad, ser mujer nunca ha sido cosa fácil en ninguna cultura ni en ninguna era pero en estos días, parece en verdad complicado porque a pesar del desarrollo y papel llevado a cabo por nuestra parte en los aspectos sociales, profesionales y del hogar; hay ciertas cosas que parece que se quedaron en el mismo sitio hace más de 500 años.

En pleno albor del siglo XXI, más que por su inteligencia, capacidad, personalidad o múltiples cualidades como ser humano, la mujer sigue siendo percibida por muchos como “valiosa” (lo pongo entre comillas porque al igual que muchas personas NO considero que esto sea cierto) por lo que es evidente a los ojos; por una figura deseable, una larga cabellera, ojos y labios incitadores, un trasero grande y una cintura reducida no importando si esto es producto o no de la naturaleza. Se nos ha hecho creer tanto a hombres como a mujeres que todo el cúmulo de cualidades que una fémina pueda tener, tiene menor relevancia que la mera apariencia física.

Las feministas podrían decir que la glorificación de la belleza se ha dado con el fin de mantener a las mujeres “ocupadas”… vamos, que es un invento de los hombres para que las damas no se metan en asuntos realmente importantes y determinantes, ya que si una mujer está pensando cómo hacer para bajar 10 kilos, tener más cabello donde debe y menos donde no, su cerebro y visión se verán opacadas al querer encontrar su lugar, “su pedazo de gloria” ante la vista de los machos alfa y posicionarse como un modelo a seguir por las demás mujeres.

Pensamientos fuertes ¿verdad? Pero ¿qué tanto de esto es cierto? La inmensa mayoría de nosotras si no es que TODAS hemos querido vernos bellas pero ¿porqué la sociedad nos empuja a alcanzar estos estándares de belleza imposibles para muchas de nosotras? Ante los hechos evidentes, pudiéramos decir que el “verte” bella es la campaña de mercadotécnia más poderosa y exitosa de toda la historia de la humanidad ya que la hemos creído y peor aún, nos hemos sometido a los caprichos de la misma.

Lo irónico querida lectora, es que como tú ya lo sabes, el concepto de lo que es bello (refiriéndonos al concepto femenino) cambia cada dos temporadas. Recuerdo en los años noventas que las súper modelos como Cindy Crawford con cabellera abundante y grandes senos eran lo in, pero ¡oh sorpresa! Aparece en la escena una chica menudita sin el encanto de la voluptuosidad llamada Kate Moss, misma que nos hizo ponernos a dieta para al menos parecernos a ella un poco y tener el look grunge tan anhelado por todas las adolescentes de aquellos días.

"Ante los hechos evidentes, pudiéramos decir que el “verte” bella es la campaña de mercadotécnia más poderosa y exitosa de toda la historia de la humanidad ya que la hemos creído y peor aún, nos hemos sometido a los caprichos de la misma."

Si nos vamos un poco atrás, podemos ver que cada era ha tenido sus propios íconos o modelos de belleza. Tan solo hablando del siglo pasado, ¿qué podrían tener en común Ava Gardner, María Félix, Marilyn Monroe, Audrey Hepburn, Twiggy, Farah Fawcett o Jennifer López? A mi punto de vista, sus cuerpos y estilos son totalmente diferentes; unas con curvas peligrosas, otras extremadamente delgadas, unas rubias, otras pelirrojas etc., pero una cosa que tengo segura…. que cada una de ellas era única; totalmente peculiar y apareció en escena rompiendo los estándares de lo que en su tiempo era considerado lo estético o digno de admirarse y si te fijas, todas son tan diversas físicamente una de la otra, que es imposible decir quién es la mejor porque en gustos se rompen géneros.

Así que, mi querida lectora te dejo esta pieza sólo para recordarte que más allá de lo que se dicte sea bello en el pasado, en este momento o en el futuro; eres única, puedes romper el molde actual sin fingir lo que no eres, viviendo al cien con todos tus sentidos. eres la protagonista de este filme que es tu vida, la que pesa 40 o 150 kilos (eso no importan tanto) , la que tiene 20 o 60 años, la que tiene esa sonrisa pícara, la de la creatividad sorprendente, que eres generosa a más no poder, la que es soltera, casada, viuda o divorciada; esa chica tímida que sueña con atreverse. Tú diriges, actúas y editas esta película o esta saga de filmes como a te parezca y quiero invitarte a que dejes de interpretar los papeles de "extra", “sombra 3” o “policía 4” porque NADIE debe decirte (sociedad o cercanos a ti) cómo debes lucir para ser y sentirte bella.

Te invito a que rompamos el molde comenzando por sabernos valiosas porque recuerda, que lo que hoy es considerado una beldad, mañana puede ser lo menos deseable. Esta es tu historia y aquí no hay otra que haga el guión, vestuario y diálogos más que tú.

Deseo de corazón, que la película de tu vida, sea digna de premios Óscares y ganadora en festivales internacionales. Me emociona hacer mi película .... ¿y a tí?

Nos leemos pronto,

Gina Quevedo

www.tusemocionespesan.com

#belleza #paradigmas #sociedad

20 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo